12.9.06

Redescubriendo el Inframundo

Una de las mejores (o peores) cosas de Inframundo, es que no importa cuanto creas que lo conoces. Siempre encuentras algo nuevo. Y lo que creias conocer ha cambiado, mutado, o se a convertido en una masa de cenizas humeantes. Así que es normal que al haberme ausentado (contra mi voluntad) tanto tiempo descubra que algunas cosas ya no son como antes.

Lo básico sigue igual, un montón de organizaciones aspiran a gobernar el mundo pasado y futuro y los demás intentamos vivir sin que las explosiones nos afecten. Sin embargo, muchas cosas cambian. Intentas ir a un sitio del Vertedero en el que hacían unos fideos de muerte, y descubres que donde estaba ahora hay una tienda de novela erótica. Ok, quizá no sea un cambio a peor, pero yo no me alimento de celulosa. Lo que me recuerda una de las cosas que más sorprenden a los novatos. Si vivimos en una "Guerra Secreta" que es la repanocha. ¿Cómo es que hay cosas como recreativos, bares y demás opciones de ocio? La verdad es que choca, pero eh, la gente tiene que vivir. No hay mucho que hacer en el Inframundo, aparte de luchar. Y la gente que se queda apartada del mundo tienen que hacer algo.

Bueno, saltemos a lo principal. Hace mucho que no reseño locales interesantes del Inframundo. Y mira tú, han aprovechado mis "vacaciones" para montar alguna cosa nueva que otra.

Como un cine. Sí señores, sí, un cine. De los de pantalla grande, asientos rojos, alfombra roja, lamparas chocantes y palomitas deliciosamente grasientas. Todo muy Art-Decó, parece que lo han arrancado de los años cincuenta y lo han metido en el Inframundo. Y eh,conociendo el Inframundo a lo mejor es así. El sitio responde al nombre de "Cinéma des Lumière". Bueno, responder responder no responde. Ya sabeis lo que quiero decir. No es muy grande, pero es más impresionante que esos cines de pantallas raras ahí fuera. Vereis, por esas cosas que sólo ocurren en el Inframundo, la imagen se sale de la pantalla. Algo así como el cine en 3D y la holografía pero sin las gafas horteras. He incluso puede llegar a "interactuar" con el público. Es verlo para creerlo, pero os recomiendo que no sea una de zombis o similares. El cine lo llevan dos tipos. De pelo cano y con pinta de haber sido taquillero toda su vida. Dicen llamarse Auguste y Louis y parece que disfrutan de su trabajo. Las películas que emiten son un tanto caóticas. Quiero decir, igual te emiten versiones alternativas de películas clásicas como una película del Inframundo sacada de Dios sabe donde. Evidentemente ningún local de Inframundo puede durar mucho sin protección. Y cuando se trata de ocio, no hay nadie mejor para pedirle protección que el Rey del Trueno. Su precio es muy simple. Todas las películas tienen un pase para él solo. Estamos hablando con esos dos para ver si nos dejan alguna película para emitir por la TVRI. Espero que sean de las bizarras.

Otro local nuevo es un casino. Abierto en el vertedero. Y este es bastante curioso, ha sido abierto por los comerciantes del Bazar, como prueba de que no son necesarios los Dragones para tener seguridad en el Vertedero. Y ahí está el tema, "Los ojos de la serpiente" no ha sido atacado nunca. Y que yo sepa no tiene protección de ninguna de las grandes. Y la cosa es que el casino se ha hecho popular. Construido apiñando varios edificios baratos del Inframundo los unos a los otros y decorado con más neón del que mis ojos pueden soportar. Un rutilante ejemplo de como los habitantes del Vertedero pueden prosperar sin los Dragones, según ellos. Todo un atentando al buen gusto, según yo. Pero es medianamente divertido jugar, algunas actuaciones no están mal, y he visto a gente que valora más satisfacer su ludopatía que la lealtada una de las grandes. He pillado algún rumor interesante, y está muy frecuentado por esos comerciantes del bazar que parece que quieren dirigir el cotarro. Hay una promesa de toda una fortuna para quien delate a los Dragones. Y con actos cmo este y algún otro parece que se están ganando al Vertedero.

Por que además han abierto una especie de arena de peleas. Sí, si te mola más ver a dos tipos arreandose de palos en lugar de tirar unos dados, los comerciantes del bazar han pensado en tí. Y con este pueden tener un problema, por que es algo que atrae al Rey del Trueno, pero aún no se sabe si quieren su presencia o no. Una cosa es hacerse el independiente y otra buscarse enemigos. Este local está cerca del casino, pero está bajo tierra. Supongo que para que los niños no lo vean. Hay unos cuantos rings ahí abajo, y un par de jaulas. Los combates son a puño pelado o con armas muy raras. Una cosa parecida a una espumadera, pero de diez kilos y con más pinchos que un alfiler es tremendamente popular. Aceptan a cualquiera con dinero para apostar y a cualquiera con músculo para luchar. Sonali y yo nos sacamos un dinero gracias a eso. Bueno, bienes materiales, ya sabeis que el dinero no es que sea muy valioso. Esta "atracción turística" se está haciendo medianamente popular. Y no será el último edificio de los comerciantes, os lo digo yo que tengo información de la buena.

Por cierto, el Hotel Escher tiene ahora una sala de piano. O sea, no es el piano que hay en la cafetería, es otro lugar con la luz más oscura, un escenario con un piano y mesas pequeñas con lamparitas de pantalla roja. Es muy gracioso lo que han hecho con la luz y el sonido. Si te sientas en una mesa no puedes ver las caras de los otros clientes. Ni oirles. No hace falta decir para que puede servir esto. Supongo que la mala reputacón por el temilla del asesinato les obliga a cosas así para atraer otra vez a los clientes. Esto lo comentaré más tarde, pero parece que ha desaparecido más gente.

Creo que es suficiente por hoy. Además, tengo que prepararme, se acerca una fecha muy especial

Tened cuidado ahí fuera.

1 comentario:

pequeño lobo dijo...

¿Fecha especial? Me asusta, señor Powerhead.

Hmm... tendré que pasarme por esa sala de piano. Promete mucho.